© de la imagen La meva maleta

lunes, 13 de mayo de 2013

Regreso a Tara


Leí la novela Lo que el viento se llevó cuando estudiaba la carrera. Se puso de moda, como lo hace de forma periódica. En esa ocasión por la salida de la mediocre segunda parte del culebrón, -más que novelón- que se esperaba.  La verdad es que, a la espera de encontrarme con un gran libro, me lo devoré en una noche, que pasé en vela intentando saber qué era lo que motivaba a Escarlata O'Hara, Scarlett.

Ese personaje aparentemente inmaduro y caprichoso escondía dentro de sí una mujer con la fuerza de un ciclón, fuerza que ella sacaba de las entrañas de la tierra en la que nació, más o menos como yo hago.

Ayer tomé la mano de los míos y me fui a dar un paseo por el campo, por la huerta que rodea mi pueblo. Respiré el aire tibio de la tarde de primavera rodeada por golondrinas atareadas a través de los caminos de piedras, engalanados de amapolas y custodiados por las afiladas agujas de cardos, entre los que empezaban a asomar las dimintutas flores del hinojo.


Y así, empapada de tierra y rodeada de verde, desterré todo lo que me angustiaba y me cargué de fuerzas como la O'Hara.




A Dios pongo por testigo,
A Dios pongo por testigo
de que jamás volveré a pasar hambre.
Aunque tenga que estafar, ser ladrona o asesina,
¡¡¡A Dios pongo por testigo de que jamás volveré a pasar hambre!!!


Bueno, no tanto, pero aquí estoy, dispuesta a seguir el camino. Volví a Tara, estoy preparada.


19 comentarios:

Nenica dijo...

Mi "Tara" es el mar, cuanto lo echo de menos!

Ana, princesa del guisante dijo...

Acabarás volviendo, seguro.

sunsi dijo...

Caramba, pesoleta. Casi podías haber escrito... "agarré la mano de los míos..." Sí señora. Pisar tu tierra, respirar ese olor que te sabe a viejo, de siempre y vuelve a ser nuevo porque te renueva. Una fuerza que se puede tocar... Me alegro , Ana. Pit i amunt!!! Bsssssssss

Ana, princesa del guisante dijo...

Bueno, Sunsi, me dejé llevar, así que podría haber escrito "me tiraron de la mano" y sería igual de justa. A veces necesitas que te empujen para tomar aliento. Gracias, guapa, besos

oles dijo...

Que alegría que te dieras una vuelta por Tara y así te cargaras de la energía maravillosa que da la tierra. De vez en cuando muchos nos deberíamos dar una vuelta por Tara. Besos

Driver dijo...

Lo primero fue una sensación húmeda.
Luego sentí que bajo mi vientre se abrían las olas saladas.
Más tarde llegó el dolor.
Al principio tenue, cíclico.
El dolor viró a continuo, como si de la Madre Tierra fuera a explotar un volcán de magma caliente.
Mi cerebro mandó un mensaje cifrado de hormonas ancestrales, y el hueso del coccix se reblandeció siguiendo una orden escrita en mi genoma.
Abrí mi cuerpo, abrí mi alma, toda yo era una piel de poros abiertos al aire.

Empujé fuerte. Como si me fuera la vida en ello.

Y tras una lucha titánica, tras darme la vuelta a mí misma y revolverme en el límite de mis fronteras...

Vino al Mundo.

...

Exhausta.
Llorando.
Sobre mi pecho.

Ni tuve que pensar la primera frase, el primer saludo:

"Heredarás la tierra prometida".

...

Luego cerré los ojos y descansé.
Como si no hubiera dormido en diez años.

ana dijo...

Ah... la tierra de la que uno nace, por la que uno sobrevive. Yo soy hija de agricultores, y bien entiendo a Scarlett. Ya lo creo...

Besos pesoleta!!!

Mariapi dijo...

Bueno...y es que con esas lechugas "lollo rosa" y esas tomateras...difícilmente vas a pasar hambre...A mi, que estoy a lechuga total se me hace la boca agua...jeje.
Me alegro de que tu "Tara" te devuelva las energías.

juanpe garbayo dijo...

Los pelos de las espigas erizados y orgullosos, otra vez el caño izquierdo del pantalón desgastado por arriba, el sol de poniente alumbrando las calzadas entre verde, las cañas enlazadas para que se sujete lo que nace, más cañas esperando su turno de apoyo, los claveles de comer rizando sus hojas granas y altivas, el árbol con pendientes rojos brillantes,... imágenes entre letras que succionan sus espíritus. Regalas lo que ni sabes que tienes. Eres generosa. Casi diría que despilfarradora de buen hacer y mejor sentir. Gracias

Ana, princesa del guisante dijo...

Ya estuve en Tara. La Tara de mis hijos, que es la única que me queda. Y mereció la pena. Gracias, besos

Ana, princesa del guisante dijo...

El lugar en el que uno echa sus raíces nunca se olvida. Y cuando vuelves, sientes el latir de tus ancestros, gracias Driver

Ana, princesa del guisante dijo...

Yo sé qué significa para ti también, ese útero de barro y hierba. Un abrazo, hermana.

Ana, princesa del guisante dijo...

Lollo roso, maravilla, hoja de roble. No falta ni una,... Que digo yo, que ya podría plantar entrecots :-)
Besos, besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Uno no puede dar lo que no tiene, y yo tengo mucho, es fácil.
Gracias Juanpe.

Lo verde son matas de judías, lo de las cañas, digo, lo otro, berenjenas,

aaana dijo...

Me alegra tu regreso a Tara. Todos tenemos uno

Naranjito dijo...

Yo tengo mi Tara particular por la Sierra Norte. No puedo dejar de ir, aunque sea un día, en invierno. El color, el frio y sobre todo el olor a pueblo, me recargan las baterias. Mientras tanto me conformo con pasear entre los huertos de hocio que hay en el parque cercano al barrio.
Una reverencia

Ana, princesa del guisante dijo...

Tu Tara huele también a mar...

Ana, princesa del guisante dijo...

Sí, el aire libre hace efecto, aunque no esté allí donde quisiéramos. Aunque, a decir verdad, Tara, Tara no hay más que una.
Un abrazo, caballero,

Driver dijo...

Tenéis TODOS una tarea en mi blog.
Pasaros, corazones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.