© de la imagen La meva maleta

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Y así nos va

Tengo un vecino que había sido paleta. Trabajaba haciendo chapuzas para el ayuntamiento, nada grande, más bien poco, pero con sueldo. Ese trabajo le permitía seguir haciendo lo suyo, chapuzas, a aquellos vecinos que se lo encargaban. Éstas se cobraban en negro, claro.

Y los fines de semana tenía a bien hacer reformas en una vieja casa de su familia, justo al lado de la mía, así que olvídense de dormir hasta las tantas y de la ansiada siesta.

Una enfermedad del corazón sirvió, hace ya 7 u 8 años, para que le jubilaran por invalidez.


Pero él no dejó de hacer la casa de su hijo, la que reformaba. De hecho, en casa le llamamos la catedral, porqué ya van 11 años de obras. Y ayer le vi paleando pesadas carretillas de grava en la casa de enfrente, con ese corazón enfermo, y que, por supuesto, cobrará, en negro, junto al cheque que la Seguridad Social le da cada mes a cuenta de lo cotizado.

Llevo, por tanto, mordiéndome la lengua porque este señor, que en teoría está incapacitado, hace el durísimo trabajo de hacer de paleta, sin medida de seguridad alguna, sin cotizar de ninguna forma a la Seguridad Social y todo eso, de la vaca del Estado. Y me consta que su permiso de obras, que solicitó después de haberlo denunciado, caducó hace mucho tiempo.

Así nos va. Porque, como él, muchos. Gente que está recibiendo dinero de nuestros impuestos, que quita puestos de trabajo a personas que no perciben salario alguno, y por lo cual, con nuestos impuestos, otra vez más, tenemos que darles ayudas económicas. Sin ir más lejos, otra persona que conozco, también incapacitada por invalidez, cose en su casa. Vino el otro día una compañera de trabajo a pedir que no le dieran contrato la semana que ella se iba de vacaciones ¡¡a Mallorca!! porque si renunciaba, le pasaba el turno en la bolsa. Ella, sin trabajo fijo, su marido en el paro ("bueno, él hace cosas de electricista y yo coso en casa").

¿Se dará cuenta el gobierno que la única salida es dar facilidades a los pequeños empresarios para que hagan sus trabajos de forma legal, y bajarnos los impuestos a todos, para que nadie tenga que trapichear para evadirlos?

25 comentarios:

MadreYMas dijo...

Ufff, yo de este tema, Pesoletina, no quiero ni hablar... porque me caliento... me pongo enferma, me salen chispas, me entra mala leche a raudales...

Así que... me limito a suscribir todo lo que has escrito.

Besos indignadísimos.

(Eso, en muchos países europeos, no pasaría jamás. Porque la conciencia no se lo permitiría).

aaana dijo...

A mí me llevan los demonios con esos temas. encima, los q hacemos las cosas honradamente acabamos siendo los más pringados... Tanta, tanta gente así... que a los dos meses de trabajo se compra la cojo tele, la play, el viaje de vacaciones... y si a final de mes toca arreglar la nevera, pues no se puede... y cuándo se acaba el trabajo no hay ni un duro ... en fin, una sociedad... extraña

Mucha gente a mí alrededor nos considera "tacaños", porque no gastamos el dinero en cosas q no necesitamos ni hacemos grandes viajes ni salimos a cenar todos los fines de semana... pero es que llevamos la vida que queremos, tranquila y no echo de menos casi nada. lo que sobra a fin de mes se guarda para cuando podamos comprar una casa, y ya está

nosotros no hemos descartado el irnos una temporadita de España. en nuestra profesión es relativamente fácil moverse. quién sabe dónde acabaremos!

Anónimo dijo...

A mi me pasa igual,me enciendo y entonces exploto...y mientras ellos cobrando ayudas,becas para los hijos por doquier porque están en paro y porque cobran una ayuda familiar....y encima te dicen con la boca grande:"tienes suerte que tienes trabajo".....¡¡¡¡con mi trabajo legal cobro la mitad que tú en negro!.

ya me he encendido.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ojalá a todos se nos hincharan las narices y fuésemos los que sufrimos la retención sí o sí de hacienda directamente aplicada en nuestras nóminas los que denunciásemos a los que le echan morro de verdad. Besos de tú también tienes que pronunciarte en tu blog.

En nuestra piel de toro el más macho es el que roba más. Y es que lo hace hasta el yerno del rey.

Ana, princesa del guisante dijo...

aaana, yo tengo una hipoteca que me ata hasta la eternidad. Y no puedo trasladar la empresa de mi marido. Ni siquiera me podré ir de Cataluña cuando la independicen en contra de mi voluntad.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ojalá nos encendiésmos todos y tuviésemos el valor de decir basta. Pero como le decía a la másquemadre más arriba, si lo hace el mismísimo rey, cualquiera les pasa la mano por la cara.

aaana dijo...

Eso es lo malo... yo soy plenamente consciente de que somos unos afortunados. Ánimo!
en fin, lo malo es que nuestra indignación no está de moda, y cómo dices, aquí roba hasta el apuntador

susana dijo...

Me temo que aunque dieran facilidades la gente preferiría seguir con la picaresca española. Es una cuestión de mentalidad. Un beso.

Mariapi dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Ana, pero no dejo de sentir un poco de conmiseracion por esos trapicheos. Lo que me indigna con mayusculas es el abuso al por mayor, el de bancos y banqueros , comisionistas de las obras publicas, el de tanta estructura de puestos y puestecillos a cargo de la administracion...si es lo mismo, pero creo que son mas culpables, Besos valiente, y disculpa las faltas de acentos, el aparatejo este no tiene modo de poner tildes.

Naranjito dijo...

Ana, a los distintos gobiernos (17 + el principal)no les interesa acabar con la economía sumergida. Mientras estas personas tengan su pecunio garantizado con sus "cosillas" no se indignaran más de lo necesario. ¿De los ingresos via tributos y demás?, pues se lo pido a la Merkel y sansacabó. Y para los "afortunados" que tenemos un curro de los legales... joé con el IRPF.
Una reverencia.

Aris dijo...

yo también pienso lo mismo, pero leí hace poco una entrevista al inspector jefe de hacienda de cataluña y decía que tenía muy pocos inspectores para inspeccionar tanto fraude y que encima si no había denuncia no inspeccionaban...

Ana, princesa del guisante dijo...

Lamentablemente es así. Y algunos de los recién llegados son aún peor: abonados a la subvención. Buf. Beoss

Ana, princesa del guisante dijo...

Bueno, esos trapicheos dejan de ser graciosos cuando son tan abundantes. Y, como a ti, los grandes robos, estafas, desfalcos, que quedan totalmente impunes o peor, que se descubren, pero el dinero de los demás nunca aparece. Ay, Mariapi, no sé si soy valiente o incauta. Besososos

Ana, princesa del guisante dijo...

Vaya porquería. Hoy me indigno, pero especialmente porque no va a servir de nada mi pataleta. Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

No debería depender del número de inspectores sino de la honradez de los contribuyentes. Pero para que el pueblo llano sea honrado, sus gobernantes deben dar ejempllo primero.

Carmen J. dijo...

Pues sí, así nos va. Y efectivamente, la solución es exactamente la que das al final. Porque si no, es como intentar ponerle puertas al campo.

Dolores Ceballos dijo...

Sí, al final todos colaboramos en el hundimiento de ésto, pero no nos podemos olvidar de que el problema está, en mayor medida, en los robos a gran escala. Después los pobres, los menos agraciados, debemos de buscarnos la vida como podemos (o como sabemos), porque nadie nos ayuda a seguir en pie.
Yo no se hacer ñapas, no coso y cotizo por las horas que trabajo, pero en el fondo no me extraña que algunos (muchos) lo hagan al revés.
Yo también pienso que deberían de ayudar al más débil, de facilitar las cosas a las pequeñas empresas, porque al fin y al cabo, ellas son las que a lo largo de toda la vida sacaron adelante a las familias.

Paco dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Ana. Tampoco se habla de los prejubilados de oro que con cincuenta años se jubilaron y que se entrometen en el trabajo legal de otros, o de prejubilados funcionarios que no hacen nada por los demás, o de ¿falsas? incapacidaes laborales . ¿Por qué no colaboran todos ellos con ONG o sacando a pasear a ancianos o enfermos?.
¿Quiere hacer algo más el Gobierno para impedir que este país se hunda?. Pues comiencen por queienes NO colaboran en su sostenimiento y revisen estas donaciones mensuales a costa de todos los españoles.

Ana, princesa del guisante dijo...

Y más cosas, que aquí hay mucho por hacer. También es necesario reforzar los valores, es la base de todo.

Ana, princesa del guisante dijo...

Yo tampoco puedo evadir nada, me dan el sueldo ya diezmado (o dieciseisypicomado) Y como yo sí cotizo, me pueden recortar más. No se puede ser honrado, ¿ves?

Ana, princesa del guisante dijo...

No, no, no se habla de nada. Porque la sociedad está atontada, por decirlo suave, como dopada a golpe de barça-madrides y de manifestaciones gloriosas. Qué asco de país.

Julieta dijo...

Alucino con lo que estoy leyendo aquí... Desde el más absoluto respeto a las opiniones aquí vertidas, no puedo estar más en desacuerdo con lo que se está comentando.
Que "criminalicéis" a una persona que, con toda probabilidad, lo único que intenta es sobrevivir a base de trabajillos en negro ‒porque con la mínima pensión que recibe no le da para mantener a su familia‒ y no mencionéis a los verdaderos delincuentes a gran escala de esta sociedad para los que el Gobierno (sí, ese mismo que dice que hay que perseguir el fraude fiscal) ha aprobado una amnistía fiscal que no sólo les evita la multa que deberían pagar por estafar al fisco, sino que también les permite blanquear su dinero a un irrisorio 10% . Éste es el tipo de fraude que ha hecho y continúa haciendo daño a este país, el que cometen las grandes empresas y corporaciones junto con las grandes fortunas y el sector bancario (todos ellos con cuentas en paraísos fiscales a donde dirigir la evasión de impuestos).

Ojo! Con esto no estoy justificando la existencia de toda una economía sumergida generalizada ni defendiendo a la gente que trabaja en negro: el fraude siempre es fraude, independientemente de la cantidad no declarada.
Lo único que intento señalar es la hipocresía y el doble rasero que se aplica cuando se acusa a los demás sobre este tipo de prácticas. Porque, ya puestos a particularizar… estoy harta de ver a gente de mi entorno criticar al de al lado cuando ellos siempre piden al fontanero/electricista/mecánico/etc. la factura sin IVA. Me enferma cuando se rasgan las vestiduras porque su vecino cobra los 400 € de ayuda al desempleado y además se saca un sobresueldo en negro y mientras tanto ellos tienen en casa a una “empleada” del hogar sin asegurar a la que explotan con jornadas de 10-12h pagándoselas a 5€. O no declaran el alquiler, que cobran en negro, de su 2ª, o 3ª, o 4ª vivienda.
Esto es lo que me asquea. Porque señores: no basta con declarar el importe de su nómina… Cuando dejen de defraudar el IVA, cuando cumplan con todas sus obligaciones como “empleadores” (y como seres humanos, por dios!) , cuando declaren todos esos ingresos extra que aumentan su renta anual y paguen, en consecuencia, el IRPF que les corresponda, cuando en definitiva hayan satisfecho todas sus deudas con el Estado entonces, y sólo entonces, podrán señalar con el dedo a su vecino, quejarse y denunciarle porque no paga sus impuestos.

Julieta dijo...

La conciencia es individual, no entiende de nacionalidades. Ya está bien de pensar que somos diferentes en estas cuestiones.
El fraude fiscal existe en todos los países europeos, lo único que varía es la medida. Tal vez en España está mucho más generalizado, pero en todas partes cuecen habas.
He viajado mucho, he vivido en diferentes países y tengo familia repartida por Europa y te puedo asegurar que la evasión fiscal no es un deporte que sólo se practique en este país.

Ana, princesa del guisante dijo...

Julieta, yo también me quejo de esos que tú señalas. Y a la señora que me ayuda en casa las cuatro horas que puedo pagarle (este mes, si me siguen subiendo el IRPF a lo mejor tengo que hacer más horas extras fregando en mi casa) cobra más a la hora que yo, que soy enfermera. Los casos que menciono en este post no pasan hambre. No tienen hipotecas, viven en casas de pueblo que llevan pagadas una eternidad. Y ciertamente le quitan el trabajo a otra persona que sí pueda tener esas necesidades.
Me quejo de todo ese submundo y de las mentiras de quienes nos gobiernan, que, por cierto, son los únicos que se han enriquecido en este último lustro.

aaana dijo...

Julieta, tengo todas mis cuentas en paz, pago religiosamente la seguridad social de mí asistenta, que cobra bastante más del mínimo y es una más de la familia. todo lo pago con factura con IVA... y sí, me permito opinar: me parece una vergüenza. que hay gente con más culpa que este hombre? sin duda, pero en este santo país, él más aplaudido es el que más engaña, él más fullero,y sí pagas todo eres un pringado. sobre cómo es esto en otros paises: pues no lo sé, pero dudo que peor...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.