© de la imagen La meva maleta

lunes, 17 de septiembre de 2012

Tiempo, MI tiempo

Parece mentira lo presuntuosos que somos los humanos, especialmente las humanas. Nos creemos dueñas y señoras del tiempo. Queremos aquello que llamamos "tiempo para mí" y lo cierto es que el tiempo no nos pertenece en absoluto.



Sin ir más lejos, me he sentado hace un ratito en el sofá, por primera vez en todo el día. Ni siquiera he comido de una vez, iba levantándome a cada bocado para adelantar algunas cosas, como guardar la compra, poner la lavadora y preparar la comida de mañana. He dejado la comida medio hecha, he recogido a los niños en el cole. Luego les he hecho la merienda y mientras se la tomaban he terminado de hacer la comida. Les he llevado al pueblo de al lado a sus clases de inglés y mientras, he llevado el coche al taller y con el cacharro que me han prestado he hecho el resto de la compra, he ayudado al peque con sus deberes, hemos estado en la biblioteca, hemos comprado la carpeta. Y dos horas después, volvemos. 

Luego, ya en casa, cenas, bañeras, besitos y hasta mañana.

Y es que el tiempo, MI tiempo, es suyo. Y ahora, vuestro. Y mío, porque, al fin y al cabo, hago lo que quiero, aunque a ratos me apetecería hacer otra cosa. 

13 comentarios:

PILAR dijo...

Es una época, la de la crianza de los hijos, muy intensa. Puedo decirte, madre de 3, que se sobrevive a ella, pero renunciando en gran parte a una. Y debe ser una renuncia voluntaria y altruista, de otra forma se convierte en un peso que termina por machacarte.

Yo lo disfruté, tambien sola por los viajes de mi marido. No lo añoro, hubo momentos duros, pero los recuerdo con mucho cariño.

La meva maleta dijo...

Todo es cuestión de prioridades y al fin y al cabo, invertir nuestro tiempo en ellos, revierte en gran medida en nosotros, ¿verdad?

Un tiempo valioso, muy bien invertido.

Salud, pesoleta!

aaana dijo...

Y qué buena manera de invertir nuestro tiempo, en nuestros hijos... nada da más rentabilidad, aunque nada dé más sufrimiento
y gracias también por invertirlo en nosotros!

Mariapi dijo...

Lo del "tiempo para mi" nunca he acabado de entenderlo. Como si el tiempo "en los otros" no fuese un tiempo mío, como si esa inversión de tiempo en quienes quiero no fuese el mejor modo de hacerme a mi el bien...y la inversión "en mi", no deja de ser un modo de mejorar en forma de descanso, cultura, formación salud...para poder quererlos mejor. Bueno, yo lo veo así.
Mil besicos, princesa, que tengo muchas ganas de verte.

Ana, princesa del guisante dijo...

Bueno, yo tengo la suerte de tener a mi marido compartiendo gran parte del trabajo. Aún así, cierto, supone ceder espacio, bendito espacio.

Ana, princesa del guisante dijo...

Yo creo que los primeros beneficiados de esa inversión somos los padres. Seguro. Feliz martes, niña.

Ana, princesa del guisante dijo...

Yo no diría tanto como sufrimiento. Algo de cansancio, sí...
En cuanto al blog, a menudo siento que se me acaban las ideas, Dios dirá.

Ana, princesa del guisante dijo...

Bueno, yo sí entiendo lo de tiempo para mí, pero exclusivamente mío: arreglos de manos-pies-piernas-pelos y atrezzos varios. El tiempo de ocio "para mí", que considero la costura o los blogs, no tiene por qué ser excluyente de los demás. Desde luego, dedicarme a ellos es MI tiempo también, de ello obtengo beneficios a la vez que los produzco. No sé si lo he explicado bien :-) Ganas de verte también. Esta semana me voy dos días a trabajar fuera y la próxima tres, así que ya ves cómo me toca correr, porque ahora el curso ya ha empezado en serio. Buf. Besos

susana dijo...

Antes de que te des cuenta esos años ya habrán pasado y entonces tal vez pienses que tienes demasiado tiempo para ti sola. Un beso.

Mariapi dijo...

Ana, es que para mi, ese tiemp estético es también en el fondo una mejora para todos, no entiendo el MI suelto del otros...en un sistema de vasos comunicantes...bueno debe ser que estoy un poco obsesionada con lo del individualismo que me preocupa. besicos.

MadreYMas dijo...

Yo entiendo perfectamente lo del tiempo para una misma... y de hecho fue lo que peor llevé al inicio de la maternidad.

Pero una vez pasada la sorpresa inicial, he ido acomodándome y he ido encontrando ratitos muy valiosos...

Ánimo! Septiembre es que es un mes duro...

Besos.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ay, Susana, te voy a premiar como la más ceniza de mis seguidores... un día te dejo mi espacio para contarnos qué pasó a tu hijo, estoy segura que aprenderemos mucho de ti. Besos, querida.

Ana, princesa del guisante dijo...

M&M, no quisiera yo desanimarte, pero cuando los pequeñuelos tienen extraescolares te conviertes en su taxista, y todo tu tiempo se lo comen así. Septiembre es medio bueno, justo hasta el día 15 :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.