© de la imagen La meva maleta

sábado, 31 de diciembre de 2011

Está bien,

es justo que os presente al Sr. Guisante del Colchón.



Mi guisante se llama miedo.
Miedo a perder todo aquello que me hace feliz.
Miedo a que sea todo un espejismo, a que en realidad, mi felicidad sólo sea circunstancial, que ha pasado, y he tenido suerte de pillar un cachito.
Miedo, porque durante algún tiempo me hicieron creer que yo no tenía derecho a ser feliz.



Y ese, es el padre del resto de mis guisantes, que no todos son precisamente racionales. Porque como tengo miedo a no tener derecho a ser feliz, tengo miedo a que uno de mis hijos enferme, o muera, a que mi marido no me quiera, o que enferme, o que se muera, a morirme, a sufrir dolor, a que mi familia sufra o no se acuerde de mí, a perder el trabajo, a no tener suficiente dinero para pagar mis cosas, a hacerle daño a alguien sin querer, a que una barandilla antigua ceda ante el peso de mis hijos y se caigan, a que mis amigos sufran, a no tener amigos...


Toma sopa.

13 comentarios:

ana dijo...

Un abrazo fuerte Guisantilla. Te digo una cosa, y no la olvides, la vida siempre se nos puede torcer, poco o mucho, pero tú eres valiente, y siempre, siempre habrá quien te quiera. Tú te haces querer!!!

Un beso. Y muy feliz 2012... (a ver si por fin nos encontramos de nuevo, jamía...).

Leles dijo...

Pues, querida pesoleta, creo que debemos de ser hermanas, porque tenemos el mismo guisante padre.
Es más, diría que hasta tengo miedo de tener estes miedos!!!.
El día que me hice madre, me hice frágil, tan frágil como el cristal pero también igual de dura que un diamante. Podemos resistirlo todo y tenemos el valor suficiente, Dios lo quiera, para afrontar nuestros miedos con la cabeza bien alta.
Ojalá nunca te tengas que enfrentar a ellos, pues eso significaría perder algo muy preciado en tu castillo y sería una pena muy grande y difícil de llevar.
Pensemos, pues, en opsitivo. Pensemos que sabemos muy bien qué es lo que queremos y cómo lo queremos y luchemos porque así sea.
Un bico muy gordo, querida pesoleta.
Ojalá el 2012 traiga muchas cosas buenas a tu castillo y a todos los castillos de este gran reino.
Feliz Año

Marta dijo...

¿Y quién no tiene ese guisante debajo del colchón? el mío debe ser muy grande, porque mi principal problema son los miedos, miedo a todo, miedo a perder lo que tengo, miedo a lo bueno que me puede venir, miedo a lo desconocidos, en fin, son tantos los miedos, que mejor no enumerarlos, y tu tienes la gran suerte de ser una persona muy optimista y fuerte, muy fuerte, y eso me encanta de ti.( No sigo que me pongo a llorar como una tonta, que estoy muy sensible)
Un beso muy fuerte y feliz año, nos vemos en poquitos dias, espero!!

TC dijo...

Bueno, creo que llego tarde para aportar mi granito de arena (o mejor dicho, mi guisante particular) a esa estupenda crema.

He estados sin conexión varios días, y no sabes como lo he echado de menos!

En cualquier caso, mi guisante particular (o uno de ellos) ya sabes cual es: ese bebe sano que se resiste a venir, y esa lucha por seguir intentandolo. Pero no solo tengo esos guisantes. Como todos, tambien tengo miedo a las enfermedades, a la falta de trabajo, a la falta de dinero para poder pagar las facturas, a perder la felicidad que tengo con mi marido, a que a Unai le pase algo irreparable... buff, son unos cuantos guisantes eh? con estos ya te da para hacer otra crema, jajaja.

En fin, que voy a ver si me pongo a preparar una crema de guisantes, y el nuevo año me trae solo cosas buenas.

FELIZ AÑO PESOLETA!!

aaana dijo...

Qué quieres q te diga, Princesa? Aparte de Lo q te han dicho, de q todos tenemos miedo, puedo decirte q entiendo perfectamente a qué te refieres cuando dices q te hicieron creer q no tenías derecho a ser feliz
Quizá sea por esa educación similar q recibimos en la adolescencia. A mi juicio, un "temor de Dios" pésimamente enfocado
Y te digo una cosa: SÍ QUE TIENES DERECHO A SER FELIZ. y tu vía no es un espejismo, es fruto de un montón de cosas en las q entra la suerte, la Providencia y el esfuerzo propio. Vamos, que a Dios rogando... Y con el mazo dando!
Hay cosas q no podemos controlar ni prevenir. Dusfrutemos de Lo q tenemos
Feliz Año Nuevo

tomae dijo...

...si es preciso haremos de ese guisante un puré ¿no os parece?

Besos PrincesaDel , y Feliz año nuevo!!!

susana dijo...

Comparto todos tus miedos y alguno más. Me parece bien hacer un puré con todos ellos.:) Un beso.

La meva maleta dijo...

Los guisantes compartidos son menos guisantes, ¿no? Es un placer que quieras compartir tanto, con nosotros :-)

Feliz 2012 Princess!!!

Mariapi dijo...

Tus guisantes son los miedos del corazón que quiere. Es el reverso del amor. Por si te sirve, aunque es un camino que hay que hacer cada uno con su cadaunez, experiencia intransferible: Con los años se aprende a confiar en un Amor que puede más, y eso cambia la intensidad y el sentido del miedo.

Besos de año recién estrenado.

mOnTy dijo...

Feliz año Princesa!
Confiar en ese Amor perenne ha sido quizás el mejor método lididar con los guisantes. Lo de aquí va y biene, viene y va..

Ana, princesa del guisante dijo...

ana: ojalá el 2012 nos traiga el reencuentro tan esperado. Los guisantes los tengo bastante controlados, cuando se empeñan en torcer la noche, les ataco con valeriana :-) Besos

Leles; bueno, a estas alturas ya sabes que soy muy optimista... ¿tú crees que me haría un puré con todos ellos, sino? feliz Año Nuevo. Besos

Marta ¿miedo a lo bueno que puede venir? tú eres más cagarrutia que yo jajaja.. espero que sí nos veamos pronto, en el lugar de siempre. Un beso grande.

TC: espero que sí llegue por fin tu bebé este año. A lo mejor será un año increíble para ti, vamos a recibirle con el estómago lleno de crema de guisantes ;-) Besos

aaana: bueno, cada uno tiene sus propios fantasmas, al menos cada fantasma sale de un sitio distinto. Lo único que cuenta es que hay que ser valiente. Feliz Año, el de tu bebé número 2 :-)

Tomae: amenazado está ese guisante, así que poca broma, que soy una princesa :-) Besos.

Susana: minipimer espera :-) Besos

Mevamaleta: pero ya acabo de autocompadecerme. NO sirve para nada, sólo vale mirar al frente y seguir remando. Un petó gegant

Mariapi. El Amor se siente por todas partes, es lo que tira hacia arriba de ti a la mañana siguiente de haber tenido un desvelo por un guisante. Lo peor que puedes hacer es quedarte ahí, lloriqueando, no lo he hecho nunca... 502 entradas para confesar...
Me quedo con tu cadaunez, bonito término. Gracias, Feliz Año.

Monty: Sí, aquí las cosas son así de complicadas, con lo fácil que resulta dejarse llevar por su Mano.

MadreYMas dijo...

Bufff, llego tarde... y menos mal.
Miedo? A casi todo. Es bueno, ya sabes que el miedo es una herramienta de supervivencia que nos hace estar alerta.
El miedo es sano, mientras no paralice... y Pesoletina querida... no te veo yo a ti paralizada... si eres el ejemplo de hiperactividad!

Esta vez no me uno a compartir mi lista. Demasiados miedos, esta vez.

Un beso valiente.

Ana, princesa del guisante dijo...

MadreYMas: en eso tienes toda la razón: si me pilla, me pillará bailando :-) Tú también eres valiente, y tozuda. Y eso es bueno. Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.