© de la imagen La meva maleta

lunes, 7 de febrero de 2011

Tú, no.

Tarde o temprano descubres que se han reunido sin decírtelo, como en un descuido. Lo sabes, porque siempre hay alguien a quien se le escapa, se han ido sin ti. O han quedado en casa de alguien o han organizado una cena. Siempre lo acabas sabiendo. Y cuando no tienes la certeza, dudas, pero casi estás seguro de que han vuelto a quedar. Sin ti.



Siempre te duele su rechazo disfrazado de mera omisión. ¿No has visto ese tinte de culpabilidad en sus miradas? Te lo habrá parecido. No se sienten culpables, sólo están aliviados de que no se lo hayas descubierto, o que no se lo hayas echado en cara si lo has llegado a saber.

Y nunca te atreves a decírselo, porque lo último que quieres es su lástima. No quieres que la próxima vez se acuerden de ti sólo porque te sentiste herido. Quieres que te quieran sin más. Quieres que quieran estar contigo, por ti, y por los tuyos, y que por preferir a otros no te discriminen a ti.

Al principio te sientes culpable, y piensas que tal vez estén molestos por algo, o les molesten tus hijos, o tal vez hiciste algo que no gustó. Pero por más vueltas que des, no hay por dónde agarrarse a eso, porque del último día sólo recuerdas sonrisas y alegría.

Te juras a ti mismo que la próxima vez que te pidan algo, te harás el loco. Te juras que no volverás a invitarles a tu casa, porque no quieres volver a sentir que la balanza está demasiado decantada hacia su lado. Pero se te olvida. Porque a ti sí te importan. Así que dejas ese guisante bajo el colchón una vez más, confiando en que algún día te acostumbres a su presencia.

Esta vez ha sido un viaje, otras, simplemente un café en compañía sin la tuya. Siempre, siempre, duele.

21 comentarios:

Mariapi dijo...

Esas "omisiones" duelen más que una ofensa directa. Te dejan desprotegida. Lo has contado de forma magistral. Un beso, y a seguir, es lo que tiene tener corazón...que a ti si te importan.

La meva maleta dijo...

Te entiendo; He pasado por ello, hace muy poco...y la verdad es que siempre me cuesta superarlo.
Intento pensar que los amigos van y vienen, que son ellos quienes se lo pierden, pero la verdad es que me duele un montón y durante bastante tiempo, sé que no conseguiré sacármelo de la cabeza.

Puedo echar tierra por medio, esperando olvidar. Pero aunque disimule, duele. Siempre duele.
Por suerte, cada día descubro que todavía tengo con quién pasarlo bien, quién aprecia mi compañía y no me castigan con su indiferencia.

Y a mi, tu consejo me alivió.

Gracias guapa :-)

TC dijo...

A mi hace años me pasó con dos "amigas". Eramos las tres mosqueteras y de repente, pasaron a ser solo dos. Y lo más gracioso es que ellas se conocieron porque yo las presenté, introduje a una de ellas en mi grupo de amigas con las que vivía mientras estudiaba (de lo cual sabe algo esa persona que tenemos en común) y precisamente aquella chica a la que había intrducido en mi grupo me robo la amiga.Duele, claro que duele, aunque gracias a Dios tenía otras muchas amigas, y esas si son de verdad.

Han pasado 20 años de esto que te cuento, y cada año seguimos reuniendonos todas las que podemos (o las que estamos un poco más cerca). Cada una tiene su vida, su familia, y vive en un lugar de España, pero el esfuerzo que supone coordinarnos y quedar tanta gente, siempre merece la pena. Eso es para mi la verdadera amistad. Hice cruz y raya a aquellas dos personas, y hasta hoy. Llamame radical si quieres, pero no las necesito en mi vida.

Dolores Ceballos dijo...

Dicen que no hay mayor desprecio que no dar aprecio... tómalo por el lado que creas conveniente...
No quiero juzgar la actuación de tus "amigos", porque no los conozco, pero ten en cuenta que un amigo SIEMPRE está ahí y SIEMPRE te tiene presente.
Cuando lo damos todo por alguien y nos "falla" , se nos desangra el alma, nos sentimos "traicionados". Que tire la primera piedra el que nunca se haya sentido así.
Duele... pero tranquila, los besitos curan, tú de eso sabes mucho y tienes a muchos que están dispuestos a colaborar.
Ahí te va uno.
Muuuuuuac.
Biquiños petoneros...

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mariapi: claro que importan, sino, no dolería. Me acordé de ti, y de tus omisiones por "ser muchos". Cachis... Un beso, guapa.

*Mevamaleta: es cierto que ellos se lo pierden, pero también es verdad que yo también me pierdo algo... en fin, es cierto que yo también tengo a mucha gente con quien pasarlo bien. Un beso, guapa

*TC: uy, eso duele muchísimo... el paso injusto e inexplicado de tres a dos. Pero no se puede obligar a nadie a querer a nadie, hay que hacer un callo, y mirar bien hacia los que sí te quieren. Un besico, y suerte, suerte suerte!

*Dolores: me he planteado que yo también he discriminado sin darme cuenta algunas veces, y que la otra persona se habrá sentido dolida también... en fin, aprendemos todos los días. Gracias por ese beso sanador :-) Un abrazo, guapa

Dámaris dijo...

Contigo en alma y en lágrimas. Duele, siempre duele.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Dámaris: reconozco en tus palabras a tu corazón herido en alguna ocasión. Sí, duele. Un abrazo

Itsaso dijo...

Es duro sí, te comprendo perfectamente. Dicen que lo mejor en estos casos en hablarlo, puede que solo sea un malentendido, inténtalo. Un beso y ánimo.

Anitras dijo...

Duele mucho...Es un sentimiento que me llega a mi al alma...Es quizas que no nos aceptan como somos y no tienen valor para decir las cosas a la cara...Son cobardes...Al final siempre la verdad sale a la luz...Y pensamos que podemos vivir sin ellos y seguir haciendo nuestra vida porque nosotros nos queremos y gustamos tal y como somos...Hay gente que disfruta mucho con este tipo de cosas...Pero nos duele ese rechazo...Animo¡¡¡.Un beso grande.

N. dijo...

La que más dolió fué cuando ni me lo dijeron ni lo imaginé, sino que en una conversación entre ellas con más gente me di cuenta: me he quedado fuera :-O
Y debo estar volviéndome caústica o vieja pelleja porque a bote prontocon una sonrisa irónica y la ceja alzada he pensado: "perras....." :-D

Besos Anna

Marta dijo...

Hoy te pongo la tirita a ti, besos

Rosa dijo...

ánimo!!!! yo también lo he pasado hace poco, mejor dicho, lo estoy pasando, porque esto no se soluciona en un abrir y cerrar de ojos, los sentimientos no se borran de un plumazo pero hay que aprender a vivir con ello, a darse cuenta de todo lo q tienes: a ti, a tu pareja, a tus hijos, a tu familia, a muchos amigos más, a nosotros los q leemos tu blog... como alguien ha dicho por ahí, ellas se lo pierden. tu siempre con la cabeza muy alta y haciendo lo q tu quieras y cm tu eres, no te dejes llevar por el revanchismo q no lleva a nada.

pq ocurre esto? q nos hace, de repente, cambiar? y además pq llega de golpe? pq no nos damos cuenta para irnos preparando poco a poco para el batacazo?

un abrazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Ana del guisante dijo...

*Itsaso: no hay malentendido, te lo aseguro. Pero soy poco rencorosa, me temo. Un abrazo.

*Anitras: yo creo que si ellos hubieran sabido que me sentiría mal, no habrían obrado así. Quiero creerlo.

*N. yo también me enteré de rebote. Curiosamente me pidieron un favor para quedar, para colmo... besos rabiosos

*Rosa: bueno, no pienso estar un año lamentándome. Ya pasó. Esa me la perdí, a lo mejor ellos se pierden muchas otras ocasiones de estar conmigo porque yo les rechace... ya vendrá el garbanzo a la cuchara Un abrazo

Ana del guisante dijo...

*Marta_: te he saltado pero teprometotelojuro que ha sido sin querer :-) Tirita con termómetro, lo cura todo, todo, todo. Un besote

Montse dijo...

Duele y mucho y me resulta triste pensar que no fue la primera vez...ánimo, como ves no eres la única, habra que plantearse si los amigos son...eso, amigos.

Petonets

Ana, princesa del guisante dijo...

*Montse: a veces no podemos evitar quererles a pesar de todos. Bendita capacidad de perdón. Un petonet

METAMORFOSIS dijo...

Cuando las personas se comportan así, es que no eran tan amigas como decían o querían parecer....Duele, si, pero por lo menos una se da cuenta de una vez por todas quien merece o no merece la pena.
La vida y las amistades es como un autobus, en el que nosotros somos los conductores, y a lo largo de la vida,(la ruta que hace el autobus) hay gente que se sube, y se baja, unos antes, otros después, y otros continúan hasta el final del trayecto.Son pocos, pero son los que verdaderamente importan....
Tienes un blog precioso y te sigo desde hace tiempo aunque nunca te he dejado un comentario. Te invito a pasarte por este blog
http://elclubdelaslocaspositivas.blogspot.com/
mio y de unas amigas que nos hemos reencontrado despues de 20 años!!!!! Si tienes un día un rato, leelo desde el principio, para que veas que historia tan curiosa!!!! además te invito asímismo a ser una de nosotras.
Besos 1000

sunsi dijo...

Preciosa la canción que has colgado, Pesoleta. Una de mis preferidas. Son aquellas cosas...pequeñas o grandes... que te hacen llorar. Como la amistad cuando se enturbia. Es doloroso pero...¡¡¡viento!!! A poder ser sin rencor. Nada difícil en tu caso. Dices que no eres rencorosa. Bien por ti. Afortunada. Pero, insisto...¡viento! La amistad , si no es limpia, no es amistad. Pena de personas que se la cargan.

Un beso con todo mi cariño, Princesa.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Metamorfosis: A veces no puedes desprenderte de esas amistades por razones complicadas de explicar. Gracias por tu comentario, e iré visitando tu blog, aunque no pueda comprometerme a ser una de las "locas positivas", tengo que conoceros un poco más :-)
Un abrazo, y bienvenida al castillo.

*Sunsi: como decía más arriba, a veces no es posible cortar ni mandar a tomar los vientos. A veces hay que tragar la humillación, momento en el cual la falta de rencor no sólo es recomendable, sino que se convierte en imprescindible.

Un besote guapa.

Anónimo dijo...

Un poco tarde, pero quería deciros, que si duele que nos lo hagan a nosotras, ni os imagináis lo que es que se lo hagan a vuestras hijas...

Ana, princesa del guisante dijo...

*Anónimo: es verdad, lo que les pase a los hijos siempre nos duele como si nos lo hicieran a nosotros, o más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.