© de la imagen La meva maleta

sábado, 13 de diciembre de 2014

Lo necesario

Hay algo en tu mirada que me recuerda constantemente al mar. No es su color, es más a la forma de observar, como si estuvieras todo el tiempo aguardando la llegada de nuevos mundos, de playas más bellas, del azul más puro para dar felicidad a todos los que te rodean, a cambio de nada más que su compañía. 



Imagen de aquí 

Tal vez tus ojos, acostumbrados a dejarse llevar más allá del horizonte, escondan en su trastienda la bitácora de una vida de entrega y regalo constante.
En tu barco, el de tierra, descubro los tics de alguien que está acostumbrado a empaquetar cuatro cosas, las necesarias; a bordo, lo imprescindible, ni una silla de más, ni un descuido, nada fuera de sitio. La vista puede perderse en la luz que titila sobre tus cosas, como lo haría en el gran azul, y en cada una de las estancias se cierra el círculo alrededor de lo que de verdad importa: las personas. 
Tu potente sentido de la estética, el equilibrio en cada detalle, tu generosidad y amabilidad, las palabras dulces que se escapan directamente desde tu bondad me llevan con tozudez a mirarte más por dentro.
Y leo entre las líneas, que de vez en cuando se hace la tormenta en ti, que sientes demasiados vacíos, a pesar de tantos peces en el mar. Que te falta, en tanto espacio, encontrar el hueco desde el cual puedas volar, como aquella sirenita que soñaba en un mundo distinto. Pensaba que tal vez te gustaría probar el vuelo libre de una gaviota. 

Me enamoré de tu casa y sus espacios, de tu gusto exquisito, de tu saber hacer, del café con vidrieras, del encuentro con nuestra amiga y de vuestro abrazo. Y de tu familia. Lo que se respira entre vosotros habla de todo lo que has hecho bien. Me parecieron preciosos y educadísimos. 
Me quedé con ganas de que me contaras más cosas de tus orígenes, que al final se nos quedó esa charla a medias. Todas las historias que nos preceden son maravillosas, a pesar de que ellos debían pensar, como nosotras, que sólo salían adelante como podian. 
Cuando llegue el buen tiempo nos buscamos una excusa para repetir y continuamos con lo nuestro. Gracias por dejarme pasar contigo ese día precioso.

12 comentarios:

tomae dijo...

Es una morena encantadora ...Si señor!!! Bravo por tu escritura Prnces!! ::)

Ana, princesa del guisante dijo...

Lo es. Gracias, Tomae

La meva maleta dijo...

Como fisgona de tertulias y encuentros que soy, me ha encantado tomar parte como testigo silencioso, de esta escena. Embobada sigo, pensando en vidrieras y cafés :)
Thankiu princess!

Ana, princesa del guisante dijo...

Me hubiera encantado un ménage a quatre... Habría sido genial.

Marta dijo...

Querida Pesolet! hoy te llamaré Perla de este mar que entrevés …misma forma y medida que el famoso guisante bajo tu colchón pero vas a dejar de ser verdura verde y asciendes a joya blanquísima y valiosa en mi corazón. Cursi estoy! me da igual, así me sale y así te lo digo.
Queda pendiente…toda una vida!
Y siempre nos faltará tiempo.
Buenísima señal.
Gracias a ti.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ohh, gracias, para no desentonar contigo me quedará mucho mejor el blanco perla que el verde campo, mira que eres reguapa! Besazo

paterfamilias dijo...

Me parece deducir que ha habido un encuentro (nada virtual) con Marta (a la que se echa muuuucho de menos) y otra persona, ¿no?

Si no es así, no me he enterado de nada en esta entrada y si es así, me alegro por vosotras (y lo digo con un poco de envidia ... de la chunga) ;-)

Ana, princesa del guisante dijo...

pater, a Marta la echamos todos de menso, aunque comprendo y respeto su silencio (me cuesta un porrón, pero qué le vamos a hacer). Contra tu envidia, nada puedo hacer....

aaana dijo...

Yo también la echo de menos, vaya año de cierre de blogs! Me alegra muchísimo que os hayais visto y disfrutado una de la otra. Pero claro que lo respeto! Qué lástima, con los consejos que me podria dar como madre de familia numerosa... pater, A. Estaría dispuesta? ??

Ana, princesa del guisante dijo...

Aaana, no sé si ella es consciente de cuánto la echamos todos de menos. Respecto a número tres...yo no te daré consejos pero se me da muy bien hacer cachivaches para bebé (qué bien que hayas sacado la tripita del armario). Besos a mogollón

Dolega dijo...

Pasadita para desearte unos dias maravillosos.
Porque estamos en navidad???
Nop. Porque te los mereces.
Besazo triple

Ana, princesa del guisante dijo...

Dolega, besos para ti también, se te extraña en el castillo, Feliz Navidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.